Invierte sólo la mitad de las pymes