Iván Ordóñez: "Vamos a ser una potencia en agtech"

Iván Ordóñez, economista especializado en agronegocios
Iván Ordóñez, economista especializado en agronegocios Crédito: Fabián Malavolta
Según el especialista, la Argentina tiene el suelo fértil para ser el protagonista de la revolución tecnológica del agro
Lucila Lopardo
(0)
31 de julio de 2019  

"En los años 80, aparecieron 20 locos que querían producir más con menos recursos. Ese era el viejo Aapresid y esos locos, los pioneros de la siembra directa. Pero ahora, ¿qué pasa en el sector", planteó Iván Ordóñez, economista especializado en agronegocios, al inicio de su presentación, en la que habló de las innovaciones y los nuevos profesionales de la industria.

Ordóñez explicó que, gracias a la siembra directa, la Argentina pasó de producir 26 millones de toneladas de granos (promedio al año) a cerrar, en 2019, una campaña de 140 millones de toneladas. Dado este salto en la historia agrícola argentina, el especialista aseguró que el eje del valor no está en "producir más con menos", sino en "insertar conocimiento a lo que se produce".

En este punto, aseguró que el país no está atrasado y mencionó como ejemplo el caso de Granja Celular, la firma acelerada por Grid Exponential, que ya produce carne sintética a partir de células madre. Ordóñez explicó que esta innovación comenzó con "la hamburguesa sintética" en Estados Unidos. "Los estadounidenses comen 26 kilos de carne per cápita y el 42% la comen en formato de carne picada. En paralelo, el 8% de los restaurantes son hamburgueserías", contó, y aclaró que esto no implica que la carne sintética vaya a reemplazar el negocio de la ganadería tradicional. "A cada necesidad, un mercado. El mismo diario que publica la novedad de la nueva hamburguesa habla de la demanda masiva por el bife japonés de alta calidad", ejemplificó.

Mientras el sector se enfrenta al avance de las nuevas tecnologías, la Argentina se abre a nuevos mercados a partir del anuncio del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. Al respecto, Ordóñez consideró que el país apostó a una forma distinta de integrarse al mundo. "Muchos critican el acuerdo diciendo que primeriza la economía y nos relega a un lugar del mundo donde no agregamos valor, pero la legislación europea permite, por ejemplo, que un aceite español diga que tiene un 30% de aceite importado", dijo.

Ordóñez subrayó que uno de los puntos que hoy cobra valor es la certificación. "La gente quiere saber quién hizo el producto y cómo se hizo. La certificación agrega valor y ese valor se monetiza en la marca. Esto es conocimiento, valor agregado y es lo que nos permite el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, producir y exportar alimentos diferenciados", definió.

En este contexto, Ordóñez dijo que queda por determinar cómo va a ser el desarrollo de la tecnología en el agro. "Si vamos a ser o no una potencia en agtech ya está escrito, lo vamos a ser, pero como pasó en los 80 en Silicon Valley, la discusión hoy es si el modelo va a ser abierto, como decía Bill Gates, o va a ser cerrado, como estableció Steve Jobs. Este es el debate", planteó, y consideró que la respuesta va a estar dada, como siempre, por los consumidores.

"Un modelo abierto está asociado a un trabajo en red, donde el centro es el que demanda la tecnología y está en constante interacción con los proveedores y se transforma, a su vez, en un desarrollador de tecnología. Mientras que, en el modelo cerrado los proveedores de tecnología bajan la solución al productor, quien habla con ellos de manera pasiva", describió.

"Con una edad promedio de 48 años, 12 años más jóvenes que los productores norteamericanos, con una tasa de ingeniero agrónomo por hectárea más alta en la Argentina que en cualquier otro país del mundo, con más de 40 universidades que dan la licenciatura en alimentos y más de 30 que dan la de ingeniería agrónoma, tenemos el suelo fértil para ser nosotros los protagonistas de la revolución del agtech, como hace más de 30 años lideramos la de la siembra directa", cerró.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.