Jornada negativa para la soja nueva

(0)
13 de diciembre de 2001  

Luego de las aclaraciones efectuadas anteayer por el ministro de Economía, Domingo Cavallo, respecto de la vigencia del factor de convergencia y del control de las divisas que ingresan y egresan del país, el mercado de granos volvió a la normalidad. Aumentó el volumen de negocios en el Mercado a Término de Buenos Aires (MAT) y se evidenció la presencia de un interesante número de exportadores en los puertos.

En lo concerniente a los precios, ayer la soja nueva resultó la más perjudicada por las bajas. Los contratos mayo y julio perdieron US$ 1,80 y 0,90, y quedaron con ajustes de US$ 152,70 y 158,60 por tonelada.

Esta tónica estuvo emparentada con el cierre negativo que se volvió a evidenciar en Chicago. La plaza estadounidense resignó US$ 1,56 y 1,29 sobre las posiciones marzo y mayo, cuyos ajustes fueron US$ 160,37 y 161,93.

Los analistas coinciden al señalar que el buen desarrollo de los cultivos de soja en América del Sur continúan deprimiendo los valores de la oleaginosa. El Ministerio de Agricultura de Brasil señaló ayer que la cosecha de soja 2001/2002 alcanzaría los 41,40 millones de toneladas, por encima de los 37,20 mill./t del ciclo 2000/2001. En la Argentina, la siembra -al 7 del actual- se ubica en el 63% de la superficie prevista, mientras que la producción ascendería, según el USDA, a 28,75 mill./t, contra los 26,73 millones de la campaña anterior.

El trigo argentino, por su parte, continúa divorciado de las pizarras estadounidenses. En el MAT, una demanda sostenida hizo que las posiciones enero y marzo aumentaran US$ 0,90 y 1,50, y terminaran la jornada con ajustes de US$ 104,90 y 113. Mientras que en Chicago y Kansas,las ventas realizadas por los fondos hicieron que el contrato marzo perdiera US$ 0,28 y 0,73, y finalizara con valores de US$ 105,08 y 104,98.

No obstante, en EE.UU. persiste la preocupación por el clima seco en las zonas de producción de trigo de invierno. Se evidencia escasez hídrica en tierras del oeste de Oklahoma y Kansas.

Para el maíz, la rueda del MAT no mostró grandes cambios. Las posiciones abril y mayo descendieron US$ 0,30 y 0,20, en tanto que sus ajustes resultaron US$ 90,20 y 92. En Chicago, las bajas fueron más pronunciadas. Los contratos marzo y mayo resignaron US$ 1,38 y 1,28, y quedaron en US$ 85,04 y 87,60.

En EE.UU. asumen que el ingreso de China a la Organización Mundial del Comercio quizás no sea todo lo positivo que se pensaba. Un funcionario de las Naciones Unidas indicó que China importará una reducida cantidad de granos adicionales durante la próxima década ya que cubrirá sus necesidades con reservas agrícolas. El funcionario explicó que cerca de un 30% de las reservas de China, estimadas en 326,40 mill./t de granos serán absorbidas por la economía local durante la próxima década.

Por último, el girasol cerró con altibajos. La posición inmediata subió US$ 0,50 y quedó con un ajuste de US$ 220,50, en tanto que el contrato marzo resignó US$ 0,80 y terminó la rueda con un valor de US$ 222.

En el mercado disponible, donde se registró la vuelta de los exportadores, la soja cotizó a $ 179 en Ricardone y San Martín, y 170 en Necochea. Por soja nueva se pagó $ 153 en Bahía Blanca, y 150 en Necochea y San Martín. El trigo nuevo cotizó a $ 107 en Bahía Blanca y Necochea. Por maíz se abonó $ 92 en Rosario y 89 en Bahía Blanca. Se ofreció $ 90 por cereal nuevo en San Martín y Necochea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.