Köhler negociará con Kirchner en la Argentina

Primero se debe aprobar la segunda revisión de las metas
Jorge Rosales
(0)
31 de mayo de 2003  

WASHINGTON.- El director gerente del FMI, Horst Köhler, evalúa viajar a la Argentina en las próximas semanas para reunirse con el presidente Néstor Kirchner y el equipo económico, pero su decisión está atada a lo que ocurra con la segunda revisión de las metas del acuerdo vigente, que todavía no tiene fecha de tratamiento en el directorio.

El titular del Fondo Monetario Internacional fue invitado por la flamante administración a realizar una visita a Buenos Aires, con la aspiración de empezar a partir de ese momento con la negociación de un nuevo acuerdo con el organismo, ya que el entendimiento transitorio vigente terminará el 31 de agosto.

Köhler está interesado en hacer el viaje, pero su gira no se cumplirá antes de que termine el proceso de revisión de las metas correspondiente al primer trimestre del año, dijeron a LA NACION fuentes vinculadas con las gestiones.

La aprobación de las metas del acuerdo stand-by firmado en enero pasado está atrancada porque el FMI entiende que la Argentina, a pesar de haber superado las pautas fiscales, no cumplió con un compromiso estructural al no vetar la ley que suspendió por 90 días los remates por deudas hipotecarias.

La revisión de las metas debe ser aprobada por el directorio, pero éste no la incluirá en su agenda hasta que la Argentina pida un perdón (waiver) por ese incumplimiento, dijeron fuentes vinculadas con las negociaciones. Por esa razón, el viaje de Köhler, que sería el segundo que realice a Buenos Aires -estuvo el 16 de mayo de 2000 en la primera gira por América latina-, está condicionado al tratamiento y la resolución de esa cuestión. Fuentes del gobierno argentino dijeron a LA NACION que aún falta tomar la decisión política de pedir el perdón, pero que eso podría ocurrir de un momento a otro.

El Gobierno tuvo hasta ayer posibilidades de vetar la ley, cuando venció el plazo de 10 días hábiles para su observación o promulgación tras la comunicación del Congreso. El Fondo nunca aceptó las modificaciones de las ejecuciones por incumplimientos de los contratos entre deudores y acreedores, pero en esta oportunidad y con un programa en marcha pidió directamente el veto presidencial, que ni el ex mandatario Eduardo Duhalde ni Kirchner estuvieron de acuerdo en aplicar.

El viaje de Köhler serviría para tener un contacto frente a frente con el presidente Kirchner y encontrarse con un viejo conocido, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, y plantear las grandes líneas por donde podría pasar la negociación de un acuerdo de más largo plazo que el limitado entendimiento de transición aprobado en enero pasado. La Argentina está urgida de alcanzar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario y los demás organismos internacionales, que empalme con el que concluirá a fines de enero, para poder refinanciar los pagos de su deuda con esas instituciones. En septiembre deberá afrontar el pago de vencimientos por 3391 millones de dólares al FMI.

El FMI considera que la Argentina deberá encarar las reformas estructurales que quedaron pendientes en las durísimas negociaciones del año pasado, para reestructurar el sistema bancario, fortalecer la seguridad jurídica, mejorar el sistema impositivo y hacerlo más eficiente, y establecer un nuevo acuerdo fiscal con las provincias para la distribución de la coparticipación y que asegure que no habrá más emisión de bonos, llamados cuasi monedas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.