Kicillof pidió a los empresarios mejorar las expectativas

Destacó las cifras del sector y pidió "no especular" con las viviendas
(0)
27 de noviembre de 2013  

No hay que prestarles tanta atención a las expectativas económicas y hay que mirar más lo que refleja el bolsillo. Palabras más, palabras menos, el ministro de Economía, Axel Kicillof, llamó así a los empresarios a dejar de condicionar sus inversiones por quienes anticipan "crisis que nunca se concretan" y, en cambio, pidió que tuvieran en cuenta los números de crecimiento de la economía.

"Durante diez años demostramos que la nube negra era sólo del servicio meteorológico de la economía", ironizó Kicillof. El ministro expuso ayer en la 61º Convención Anual 2013 de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), un sector en el que, si bien admitió que hay "una morigeración del crecimiento", está mostrando una recuperación "que tiene que ver con determinadas políticas, con determinado modelo".

Kicillof destacó que, desde 2003, el PBI de la construcción, a precios constantes, mostró una variación de 215%, mientras el salario promedio en el sector pasó de 765 a 6661 pesos, con un 770% de aumento.

En el cierre de la jornada, el ministro de Planificación, Julio De Vido, dijo que "la construcción representa casi el 5% del PBI y es un gran desafío llevar la participación al 10% en los próximos años". En esa dirección, anunció que el Gobierno tiene en marcha un plan de inversiones "de $ 680.000 millones para los próximos cinco años".

Según Kicillof, en el mundo, la industria de la construcción sufrió fuertemente a raíz de la crisis internacional. Pero la Argentina, dijo, logró sortear en parte esta profunda caída gracias a las políticas aplicadas por el Gobierno. "La industria de la construcción es una palanca interesante para contrarrestar la mala onda de la economía mundial, y tiene efectos positivos por donde se la mire", destacó Kicillof.

No hizo referencia a la inflación, aunque sí advirtió que si el crecimiento no viene acompañado de planes de inversión, puede producir cuellos de botella "que generan presión sobre los precios. "Sobre esto estamos trabajando con los proveedores de insumos y también con las cámaras empresarias", anticipó Kicillof.

Tampoco habló sobre el impacto que el cepo cambiario tuvo en la construcción. Atribuyó la desaceleración que sufrió la industria, en gran medida, al contexto internacional y al problema de expectativas. Y afirmó que los precios de las viviendas usadas están atados a los precios de otros activos financieros, ya que muchos las compran "para especular".

Tarifas "competitivas"

A su turno, De Vido defendió la política de tarifas de servicios que, curiosamente, el Gobierno parece ahora querer revertir: "Las tarifas de energía no sólo son las más competitivas de la región, y están entre las más competitivas a nivel mundial, sino que fueron el eje central del modelo", dijo. Según él, la política tarifaria del Gobierno permitió "que la Argentina logre el crecimiento más grande de toda su historia", y la incorporación de "gigantescas masas de población que estaban absolutamente marginadas del consumo de gas y electricidad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.