Kicilove: el ministro de economía es furor en las redes sociales

El hashtag se utiliza para hablar sobre los atributos físicos de Axel Kicillof; las mujeres suben fotos abrazadas con él y opinan sobre su aspecto
(0)
21 de agosto de 2014  • 20:47

El ministro de Economía, Axel Kicillof , es famoso en todo el mundo por algo más que la pelea con los fondos buitre y default argentino. Al parecer muchas mujeres están deslumbradas por la apariencia física del político y lo manifiestan a través de Twitter y Facebook.

Aunque el hashtag #KiciLove está en las redes desde fines de julio, volvió a cobrar fuerza con la publicación de la foto de un grupo de chicas abrazadas al ministro como si fuera una estrella de Hollywood. El tuit lo publicó @DoYouLoveMe666 y escribió: "#Gorila cuando paso esto con algún ministro de economía NUNCA #LTA". El mensaje despertó muchas respuestas, algunas coincidiendo y otras en tono de burla.

Pero las argentinas no son las únicas que están encantadas con el ministro. El sitio BuzzFeed publicó una nota titulada "Internet está obsesionada con el maravilloso ministro de Economía argentino", en la que habla sobre el fenómeno.

"La Argentina acaba de defaultear el pago de su deuda nacional. Sin embargo, Internet está obsesionada con Axel Kicillof, el maravilloso ministro de Economía", escribieron en el artículo.

Muchos de los tuits, tanto en inglés como en español, hacen referencia a "la belleza" del ministro y hasta lo comparan con la apariencia de un actor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.