Krueger pide políticas más confiables