La actividad inmobiliaria repuntó un 55% en abril

Mejoría en textiles y electrodomésticos
(0)
5 de mayo de 2003  

El sector inmobiliario registró el mes pasado la mayor cantidad de ventas en el comercio, según un relevamiento de la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME). Con un 55% de alza en relación con el mismo mes del año pasado, tuvo incluso un mejor desempeño que el de la marroquinería, que mostró un aumento del 45% y fue la segunda rama en ventas.

Claramente, la industria que volvió a quedar como la más perjudicada fue la automotriz, que no logra recuperarse de una crisis que comenzó con la recesión, en 1998. Las compañías de este sector vendieron un 40% menos que en 2002, y esa caída aumenta si se compara la actividad con el mismo mes de 2001, antes de que empezara la convulsión que terminó con el gobierno de Fernando de la Rúa: un 70% menos.

Según el trabajo de CAME, el repunte en el sector inmobiliario se debió, en parte, a la estabilización del tipo de cambio. "La revaluación del peso provocó en rubros como el inmobiliario fuertes incrementos en unidades vendidas respecto de 2002, en el que casi no se registraron operaciones. Aun así, si bien la demanda está sostenida, hay un retiro de unidades ofrecidas por la expectativa de revaluación de estos bienes. Es de destacar que el aumento del valor de los inmuebles está relacionado con las zonas más seguras. En barrios donde esta condición no se cumple se pueden obtener en pesos al mismo valor que el año pasado", señaló el análisis de los datos distribuido por CAME.

El boom del turismo

En cuanto a la construcción, la venta de materiales se vio sólo en artículos destinados a la refacción, reciclaje o mejoras. "No se detectan obras nuevas, por lo que no se generan volúmenes grandes de facturación", dice el trabajo de CAME, que revela un alza del 5% en materiales para la construcción respecto del año pasado. Si se lo compara con el mismo mes de 2001, en cambio, puede observarse una baja del 52 por ciento.

Con todo, la mayor parte de los sectores mejoró en ventas. Pueden consignarse el turismo nacional (32%) y el de frontera (19%), los textiles y la indumentaria (7%), los electrodomésticos (21%), las jugueterías (18%), las farmacias (16%), el calzado (16%) y los muebles del hogar (28%), entre otros.

Un dato significativo de la crisis y la devaluación es la calidad de algunos productos adquiridos: en muchos casos, los consumidores prefirieron un buen precio antes que un mejor artículo. Por ejemplo, la venta de neumáticos nuevos cayó un 35% y, en cambio, los automovilistas compraron mayoritariamente neumáticos usados reconstruidos, rubro que subió un 18 por ciento.

Además de los consignados, otros sectores que sufrieron reducciones en las ventas fueron los compact disc y cassettes (-10%), muebles de oficina (-7%) y alimentos y bebidas (-5%).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.