La AFIP debió corregir los datos que pide por las cuentas en Suiza

En una nota interna, aclaró que sólo exigirá a los contribuyentes deudas posteriores a 2005; por el monto evadido no podrá intimar a más de un cotitular
Martín Kanenguiser
(0)
28 de febrero de 2015  

En voz baja, el jefe de la Dirección General Impositiva (DGI), Rubén Toninelli, corrigió esta semana las fiscalizaciones lanzadas a los contribuyentes acusados de evadir con cuentas bancarias en Suiza. El efecto secundario de esta normativa tal vez sea que se desinfle parcialmente el monto original reclamado por el fisco, que se estimó en unos US$ 3600 millones a fines del año pasado.

En una nota interna firmada por el segundo funcionario en importancia de la AFIP, se precisó que no seguirán reclamando por las deudas del período fiscal 2005 -ya que está prescripto- y que sólo exigirán el total evadido a un titular por cuenta bancaria y no a todos los cotitulares como hasta ahora.

La instrucción general 1/15, del 20 de este mes, a la que accedió LA NACION, tiene dos páginas y circuló dentro del organismo que conduce Ricardo Echegaray.

Una calificada fuente de la AFIP explicó a LA NACION que "la instrucción buscó unificar criterios entre todos los jueces administrativos, pero no se trata de una corrección". La instrucción viene a subsanar la intimación de cinco páginas enviada en noviembre pasado a 4040 contribuyentes argentinos con cuentas en Suiza. Varios de ellos aclararon en forma inmediata que las tenían declaradas, por lo que no estaban cometiendo delito alguno.

Basado en la información que recibió del ex ejecutivo del HSBC de Suiza Hervé Falciani -quien robó esos datos de la entidad bancaria antes de pedir refugio en Francia-la AFIP comenzó con esta investigación, que fue por dos vías: la administrativa y la judicial.

En primer término, el organismo envió las mencionadas fiscalizaciones electrónicas; luego corrió vista y en tercer lugar los contribuyentes realizaron los alegatos de defensa correspondientes.

En estos alegatos comenzaron a aparecer las quejas de contribuyentes que demostraban que la AFIP había cometido excesos al reclamar por períodos prescriptos y que duplicaba los reclamos por las cuentas bancarias.

Por esta razón, Toninelli explicó que "teniendo en cuenta que la urgente intervención conferida a las áreas competentes generó diferencias en el tratamiento de los casos remitidos a las distintas jurisdicciones" se busca "unificar la estrategia procesal respecto de la temática del asunto". La intención del escrito es evitar futuros reclamos por parte de las personas intimadas.

Prescripción

En el punto "A" se aclaró que "la renta gravada por el impuesto a las ganancias, originada en el incremento patrimonial no justificado será el equivalente a la diferencia entre el saldo de la cuenta bancaria involucrada en el período fiscal 2006 y el correspondiente al inicio de dicho período".

Es decir, que la AFIP no puede reclamar por el capital previo a 2006 (Falciani había aportado información de 2005 también).

El punto "B" ratifica este eje, luego de que varios contribuyentes fueron intimados por deudas prescriptas: "La renta presunta gravada por el impuesto a las ganancias en concepto de renta omitida originada en la existencia de cuentas bancarias con movimientos durante el período fiscal 2006 no deberá comprender el saldo al inicio".

Pero la fuente de la AFIP aclaró que "la prescripción de cinco años sólo opera para los inscriptos en Ganancias y Bienes Personales, no para los no inscriptos, en cuyo caso es de 10 años". Sin embargo, la mayoría de los contribuyentes estaría en el primer grupo, según contadores consultados por este diario.

Luego pasa a otro punto controvertido, el "C": la multiplicación de reclamos efectuada sobre una misma cuenta. En aquellos supuestos en los cuales se haya corrido vista a todos los intervinientes (titulares, autorizados, integrantes) de una cuenta bancaria, imputando la totalidad del monto a cada uno, deberá determinarse la forma de adjudicar la totalidad de la obligación tributaria a uno de los integrantes o bien de atribuir la proporción correspondiente a cada uno", se explicó en la instrucción.

Consultado por LA NACION, el presidente del Instituto Tributario, César Litvin, dijo que "estas pautas internas de la AFIP permitirán determinar con mayor precisión y sin exagerar el monto de la presunta deuda con el fisco, dado que algunas determinaciones estaban duplicadas o triplicadas, de acuerdo con el número de cotitulares, y se determinaban incrementos no justificados sobre el patrimonio ya prescriptos".

Más allá del reclamo administrativo, los contribuyentes fueron denunciados a la Justicia, en una causa que lidera la jueza Verónica Straccia, en la que también se investiga al banco HSBC, que se desligó de las maniobras denunciadas.

Fondos bajo la lupa

Rubén Toninelli

Jefe de la DGI

4040

  • Son los contribuyentes denunciados por la AFIP, primero administrativamente y luego ante la Justicia; también interviene una comisión legislativa
  • La instrucción general busca, según la AFIP, unificar criterios ante los jueces administrativos luego de las quejas presentadas por los contribuyentes intimados por el organismo en noviembre pasado por las cuentas en Suiza

Crece la carga de Bienes Personales

  • La presión tributaria del impuesto a los bienes personales registrará este año un fuerte incremento si no se actualizan los mínimos y los tramos de las escalas, algo que hasta el momento el Gobierno no tiene previsto hacer. Es la principal conclusión de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, cargo de Nadin Argañaraz y Andrés Mir.
  • Según el trabajo, sólo se actualizó el mínimo del tributo, que se creó en 1991, en 2007, mientras que el valor de mercado de los bienes sobre los cuales se aplica fueron en aumento de la mano de la inflación, algo que obligó al contribuyente a pagar cada vez más.
  • Por ejemplo, el dueño de un departamento de dos dormitorios y de dos autos, debió pagar unos $ 2992 en 2013, pero pagará 5824 para 2014, es decir, casi el doble.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.