Detectan casos inconsistentes. La AFIP pone la lupa sobre los compradores de autos de lujo