La Anses ya invierte en fideicomisos

Los fondos podrían financiar obras públicas; dudas por la continuidad del crédito al consumo
(0)
10 de noviembre de 2008  

Detrás del boom de la venta de electrodomésticos estuvieron los fideicomisos financieros. Una parte de las inversiones que concretó el rey de la soja, Gustavo Grobocopatel, se financió con un fideicomiso. Algunos bancos recurrieron a un fideicomiso para fondearse y otorgar préstamos personales, al igual que algunas tarjetas de crédito, como Tarjeta Shopping y Naranja.

Detrás de la mayoría de los fideicomisos estuvieron las AFJP: aportaron la mayoría de los fondos que se canalizaron a la economía real a través de esta vía. ¿Qué sucederá cuando los fondos de las administradoras pasen a manos del Estado? El mercado recibió la semana pasada la primera señal oficial: la Anses comenzó a invertir en estos instrumentos. El Gobierno llevó así a la práctica la promesa, explicitada por el director ejecutivo de la Anses, Amado Boudou, de "profundizar" el financiamiento al consumo a través de los fideicomisos. Pero algunos dudan de que esta participación perdure en el futuro. "Todo el mundo duda de eso", se sinceró ante LA NACION un ejecutivo del sector.

"Van a estar comprando. Ellos quieren manejar la tasa de interés. El tema es hasta cuándo, si van a estar hasta que se apruebe la ley o hasta las elecciones del año que viene... el tema es ver cómo sigue", completó.

Una porción de las dudas está arraigada en la falta de previsibilidad de la economía. Otra, en el ambicioso plan de obras públicas que el Gobierno tiene en carpeta, y que se financiaría -total o parcialmente- con los fondos adicionales que captará la Anses una vez que el Senado apruebe la reforma. La cuestión es simple: si el Gobierno desviará o no a obras públicas fondos invertidos en plazos fijos, acciones, fondos de inversión o fideicomisos.

El tema no es menor porque las AFJP son los principales inversores en fideicomisos, ya sea directa o indirectamente, a través de fondos de inversión o compañías de seguros. Este año, los fideicomisos canalizaron $ 7855 millones a la economía. Por lo menos un tercio de ese monto fue aportado por las administradoras.

Casas de electrodomésticos, como Garbarino, Frávega, Ribeiro y Megatone; bancos, como el Galicia, el Supervielle o el Hipotecario, y tarjetas de crédito, como Naranja, Cuyana o Shopping, han ampliado y sostenido el aumento del consumo en cuotas gracias a estos instrumentos. El sistema es simple: estas empresas venden en cuotas a una tasa de interés de dos dígitos, luego "empaquetan" esas cuotas en un fideicomiso que licita un banco o una sociedad de Bolsa, por el que pagan una tasa menor, aunque lo suficientemente elevada como para que sea atractivo. El negocio es redondo. Y si bien se paralizó cuando se conoció la iniciativa oficial y se inhibió a las AFJP a operar en el mercado, la semana pasada se reactivó.

Sin reemplazantes

La preocupación por el futuro de esta herramienta llevó días atrás al presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, a plantear formalmente el tema en un encuentro de empresarios con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en el que se discutieron las suspensiones de trabajadores. Sucede que en el mercado muchos sostienen que no hay otros inversores con un volumen de fondos similar al que manejan las AFJP, y que en el futuro controlará la Anses. Algunos, en cambio, especulan con que otros inversores institucionales podrán reemplazarlas en el futuro, en caso de que el Estado decida dar un paso al costado.

"Va a ser el Estado el que en definitiva se tendrá que hacer cargo de la cartera de fideicomisos que está activa. Si no, va a obligar a las empresas a cancelar los fideicomisos. La cadena de consumo estaba basada en estos instrumentos", anticipó Mariano Tavelli, de la sociedad de Bolsa homónima.

¿Qué sucederá en un escenario en el que esto no ocurra? "Esto puede elevar las tasas y, virtualmente, puede cortarse el crédito al consumo. Y hoy gran parte del crecimiento de la economía es el fuerte incremento del consumo", respondió Alejandro Bianchi, de InvertirOnLine.com.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.