Según un informe del Foro Económico Mundial. La Argentina cayó quince puestos en un ranking de competitividad