Según un estudio del Banco Mundial. La Argentina, el país con mayor consumo del continente