Proyección. La Argentina es el país que menos crece en la región desde 2012