¿Emergente o de frontera? Por qué el miércoles es un día clave para la economía

MSCI publicará el miércoles si el país logra la recalificación y salé de "mercado de frontera"
MSCI publicará el miércoles si el país logra la recalificación y salé de "mercado de frontera" Fuente: AFP - Crédito: Archivo
Sofía Diamante
(0)
18 de junio de 2018  • 15:13

Este miércoles, feriado en la Argentina, se sabrá si el país finalmente asciende a economía emergente o continúa estando en la categoría de mercado de frontera. La decisión puede tener implicancias fuertes en el futuro, ya que acceder a emergente le permitiría al país atraer fondos de inversión que están esperando esa la clasificación para entrar, y que podrían significar desembolsos financieros en activos argentinos por entre US$5000 y US$7000 millones.

La encargada de tomar la decisión es la sociedad Morgan Stanley Capital International (MSCI), que hoy sacó un comunicado indicando que la decisión se sabrá pasado mañana a las 17.30, hora local. La Argentina perdió la categoría de emergente en 2009, cuando el gobierno de Cristina Kirchner dispuso restricciones al movimiento de capitales externos.

Hasta ahora, el mercado pareciera prever que el país no va a conseguir entrar en la categoría, ya que las acciones argentinas operaron a la baja pese al paquete de medidas que puso en marcha el Banco Central.

"El mercado está valorando que la Argentina no entra, por los precios que se ven reflejados en el mercado y en las acciones. Por otro lado, el término del paquete de medidas que el Gobierno implementó siguen siendo reformas y medidas ortodoxas, por lo cual eso es muy bueno de cara a la evaluación que haga Morgan Stanley", dijo María Laura Tramezzani, managing partner de Action Advisory Group (AAG).

"La Argentina mantuvo una coherencia en el actuar durante la volatilidad del tipo de cambio. No hubo ningún feriado cambiario, ni desdoblamiento. El paquete de medidas tomadas desde el viernes , con el cambio del equipo del Banco Central, con el tema de las intervenciones que van a estar preparadas y programadas, la liquidación de exportaciones y la suba de encajes, son todas medidas que suman desde la lógica de la política monetaria", agregó.

En junio del año pasado, los analistas daban por descontado que el país iba a ser reclasificado, pero finalmente Morgan Stanley indicó que "hace falta más tiempo para ver si los cambios en el mercado argentino se mantienen hasta ser considerados irreversibles".

Al poco tiempo, en octubre, el Gobierno nacional ganó mayoría en las elecciones legislativas, lo que hacía prever que era una consolidación del rumbo económico adoptado. La gran duda ahora sería si la volatilidad cambiaria de estos últimos meses impactará en la elecciones presidenciales del año que viene.

En mayo, además, en plena corrida cambiaria, el Gobierno logró aprobar la Ley de Financiamiento Productivo (antes conocida como Ley de Reforma del Mercado de Capitales), que era una aspecto fundamental para lograr la recalificación, según indicaron los analistas.

"La Argentina cumplió varios de los requisitos para lograr la clasificación, como la apertura cambiaria y lograr un marco regulatorio más aggiornado al mundo internacional. El acuerdo con el FMI es un punto a favor también, porque hace que el país sea un poco más predecible con las medidas que tiene que tomar", explicó Jackie Maubre, directora de Cohen S.A.

"Que el país consiga la categoría emergente es relevante porque sumaría más oferta de dólares en el mercado local, lo que generaría holgura en las reservas del Banco Central, e incentivaría a que haya más empresas participando en el mercado de capitales", agregó.

"A pesar de que al momento la Argentina está lejos de su mejor momento, yo guardo mi esperanzas. Se preservaron los cambios introducidos en la economía a pesar de la corrida y la corrección cambiaria. Se que no parece que seamos favoritos, pero hay que esperar. El mejor efecto de ser emergente es que ayude a recuperar confianza", dijo Luis Álvarez, secretario de ByMA.

El mes pasado, el banco Morgan Stanley publicó un informe titulado "Down, but not out" (Caídos, pero no noqueados) donde celebró que "la respuesta política a la crisis de confianza ha sido a través de instrumentos ortodoxos y en gran medida correcta" para el punto de vista de la entidad.

Con respecto al anuncio del Gobierno de recurrir al FMI , Morgan Stanley indicó en su publicación que la decisión brinda "señales claras del compromiso de la administración con la macro-normalización pendiente, incluso si eso conlleva niveles de popularidad más bajos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.