La baja del petróleo redondeó un mal mes