La banca pública, lejos de la reforma

Se aplazó por dos meses la elección de un auditor, medida comprometida ante el Fondo
(0)
6 de mayo de 2003  

La reforma de la banca pública comprometida ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) se postergó por dos meses debido a la resistencia del Banco Provincia y del Banco Ciudad a aceptar una auditoría externa.

Fuentes del Palacio de Hacienda admitieron ayer a LA NACION que se aplazó "hasta la próxima revisión del FMI" la evaluación del plan para introducir cambios en los bancos oficiales.

El acuerdo firmado por el Gobierno en enero último indicaba que, para la segunda revisión que efectuaran los técnicos del Fondo, ya debía estar lanzada la licitación para elegir a un auditor externo de la banca pública. Sin embargo, la revisión mencionada está a punto de terminar y no se registraron avances en esta meta "cualitativa" del miniacuerdo que rige hasta agosto. Por lo tanto, los técnicos de Economía propusieron a sus pares del Fondo que el tema se revise en la tercera revisión del pacto, que deberá realizarse dentro de dos meses.

En el memorando de política económica de enero se preveía un plazo de tres meses para que las firmas auditoras internacionales desarrollen su labor. El texto indicaba que la consultora, elegida por medio de un proceso de licitación, brindaría "asesoramiento sobre medidas para controlar costos, mejorar la gestión de riesgo", ayudaría a "preparar planes de negocios factibles", y llevaría a cabo una "revisión estratégica del Banco de la Nación, Banco de la Provincia de Buenos Aires y Banco Ciudad de Buenos Aires".

Sin embargo, el equipo económico se topó con la oposición del Bapro y del Ciudad para aceptar los términos del proceso y "todo quedó postergado", se quejaron en Economía. "Con el Nación no hubo problemas porque el dueño es el Estado nacional, pero en el caso del Provincia y del Ciudad no hay avances por cuestiones electorales", disparó un funcionario cercano al ministro Roberto Lavagna.

Consultadas por LA NACION, altas fuentes de ambas entidades financieras salieron al cruce de la acusación.

Desde el Provincia se indicó que "la decisión de aceptar esta auditoría está en manos del accionista", es decir, del gobierno bonaerense. "Tampoco se sabe muy bien qué es lo que quiere el Fondo; a nosotros no nos preocupa", indicó una alta fuente del banco bonaerense.

En el Ciudad la respuesta fue más tajante. "El FMI tiene interés en que la banca pública pierda presencia, pero nosotros estamos totalmente encuadrados en la normativa del Banco Central y nadie nos puede decir nada", sostuvo un alto directivo del banco porteño. Para la fuente, "la autonomía se gana con solidez y el Ciudad ya tiene una buena liquidez".

Números dulces

Ayer, el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, debatió este polémico proyecto con los conductores de la misión del Fondo, John Dodsworth y John Thornton. En un encuentro que duró cerca de 90 minutos, los delegados del Fondo evaluaron "punto por punto" las metas firmadas en enero y se confirmó el "sobrecumplimiento de los números fiscales del primer trimestre del año. Mientras el Estado nacional logró un superávit de $ 1788 millones, frente a una pauta de $ 1750 millones, las provincias también "sobrecumplieron" sus propios compromisos, según una calificada fuente del Palacio de Hacienda.

"El primer trimestre marcaba una meta de $ 350 millones de déficit, pero terminó con un superávit de $ 100 millones", explicó la fuente a LA NACION. La suba de la recaudación en las provincias, que superó las expectativas previas, fue la principal explicación para este resultado positivo. En los próximos días se anunciará el rescate de los $ 586 millones de Lecor cordobeses, que se realizará la semana próxima. El proceso de rescate fue debatido ayer en un encuentro entre Nielsen; el subsecretario de Relación con las Provincias, Alejandro Arlía, y funcionarios de los gobiernos de Córdoba, Entre Ríos, Formosa y Tucumán, que ya ratificaron su compromiso en sus legislaturas.

El avance en el proceso de las cuasi monedas será consignado en el informe que la misión elevará a Washington cuando termine esta semana su labor. Por otro lado, también se verificó el cumplimiento de la meta de deuda del primer trimestre y, en el Banco Central, el FMI chequeó un "desfase" en la meta monetaria indicativa del último mes que no altera el resultado del período, según una alta fuente de la entidad oficial. "La meta exigible se cumplió", dijo la fuente a LA NACION. Además, se destacó el "sobrecumplimiento" en materia de reservas y de activos internos netos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.