La bolsa argentina, con escasas oportunidades

(0)
23 de octubre de 2000  

La semana se inicia con un marco internacional favorable por el fuerte rebote producido por los balances positivos de Microsoft y Sun, la mayor distensión en Medio Oriente (aunque parece complicarse nuevamente), elevada sobreventa, las palabras alentadoras de Greenspan descartando cualquier modificación alcista en las tasas de corto plazo, dijo Hugo Dias Lourenco, socio de Delphos Investment.

Sin embargo, el mercado regional se vio afectado por los renovados temores sobre la situación de la Argentina, que hicieron abortar parcialmente la recomposición de precios en los activos financieros de la región. Para esta semana, "esperamos que los mercados internacionales continúen operando positivamente hasta las elecciones presidenciales de Estados Unidos, pero recortamos en 2,9 puntos porcentuales la tenencia accionaria de la cartera recomendada ante el surgimiento de la incertidumbre en la Argentina", advierte. El especialista señaló que la incertidumbre por el cambio del ministro de Economía, José Luis Machinea; los temores por la utilización de los créditos contingentes del FMI ante la imposibilidad de acceder a los mercados internacionales; la renuncia de Fernando de Santibañes; la posible ampliación de los límites de compra sobre bonos por parte de las AFJP para compensar el menor interés de otros participantes del mercado, y los renovados temores de que las calificadoras de crédito recorten la nota argentina provocaron el descenso del mercado de renta fija.

"El comportamiento en la parte larga de la curva de rendimientos refleja con claridad las implicancias de los problemas internos", dijo Dias Lourenco. En la última semana el spread del Global 2027 argentino subió casi 50 puntos básicos, muy por encima de la suba de 29 puntos básicos registrada por el Global 2027 brasileño y de la moderada alza de 5 puntos básicos del Global 2026 mexicano.

"De mantenerse esta situación, los inversores serán cada vez más reticentes a financiar al Estado, aumentando así el riesgo de default", alertó el analista. Recomendó la siguiente cartera de inversión: Global 2026 de México y el Global 2040 y C Bond de Brasil (TIR y duración promedio del 12% anual y 7 y 6 años, respectivamente).

Advierte sobre la necesidad de no mantener en cartera bonos argentinos hasta que no se despeje la incertidumbre local.

Respecto de las acciones, alienta, en especial, la compra de títulos del sector telefónico (Telebras), siderúrgico (Tamsa) y de bebidas (Panamco), además de detentar una participación de empresas de Corea a través del Korea Fund.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.