La Bolsa cambió la tendencia y vivió una semana que terminó en leve alza

Las más beneficiadas fueron las constructoras, por las versiones sobre planes de obras públicas
(0)
18 de mayo de 2003  

La suba del 1,34 por ciento que registraron las acciones de la Bolsa porteña esta semana, impulsadas básicamente por el sector de la construcción, no hace más que demostrar la "histeria" con que el mercado financiero hace frente a cada hecho de la realidad.

La semana anterior a la primera ronda de las elecciones presidenciales el Merval subió casi 11% entusiasmado por las posibilidades de ganar la primera vuelta que las encuestas les daban a sus candidatos favoritos; Carlos Menem, Ricardo López Murphy y, en menor medida, Néstor Kirchner.

Sin embargo, el lunes siguiente el mercado se desplomó más del 8 por ciento en cuestión de horas porque finalmente el candidato de Recrear quedó fuera de carrera, mientras que Menem y Kirchner disputarían la segunda vuelta. Eso le costó al mercado dos semanas consecutivas de bajas.

Transcurrieron sólo trece ruedas (de operaciones) desde aquel lunes difícil, aparentemente suficientes para que los inversores incorporaran el triunfo de Kirchner a sus escenarios y la sola posibilidad de que éste lance un ambicioso plan de obras públicas hizo explotar las cotizaciones de las empresas constructoras.

Esto revirtió la tendencia del Merval, que de no haber sido por la ganancia del 3% lograda el viernes hubiera cerrado con baja por tercera semana consecutiva.

"Hay mucha histeria en el mercado y muchas apuestas a ciegas. Los inversores eligen acciones por los rumores, sin tener en cuenta las valuaciones reales de las empresas, por eso es indispensable que el nuevo gobierno dé cuanto antes señales claras de la política económica que luego se traduzcan en medidas concretas", opinó Diego Portela, analista de EPB&A Sociedad de Bolsa.

Esta semana las apuestas se centraron en torno de las acciones vinculadas al sector de la construcción, ya que -alentados por la predilección de Kirchner por la obra pública y la vuelta de un ministerio destinado exclusivamente a ese sector- los inversores esperan que el flamante presidente lance un ambicioso plan de obras que beneficie al sector.

Es así que Polledo (Poll), Juan Minetti y Acindar (Acin) lideraron las subas y empujaron al Merval hasta los 646,15 puntos al cierre de la semana con un volumen de negocios que sumó 214,2 millones de pesos.

El extremo fue la cotización de las acciones de Cerámica San Lorenzo (SALO), que no se operaban desde mediados de enero -cuando valían 0,96 peso- y se transaron el viernes a 1,15 peso.

"El mercado pagó lo que fuera por las constructoras", afirmó Portela.

Destino esquivo

No tuvieron la misma suerte los bancos o las empresas de servicios públicos. Los primeros por el carácter crítico que tuvieron las primeras declaraciones como presidente por parte de Kirchner respecto de los bancos y el segundo porque continúan aguardando un aumento de las tarifas que aún no tiene fecha cierta.

El mercado está expectante de saber "qué sucederá en el Congreso con las compensaciones bancarias o con la renegociación de las tarifas de servicios públicos", sostuvo el analista.

Todo hace pensar que la marcada selectividad que se vio la semana última continuará en las próximas semanas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.