La Bolsa vivió una semana de nervios

Hubo compras y ventas apresuradas por algunos rumores
(0)
29 de febrero de 2004  

La confusión movilizó compras y ventas compulsivas en la Bolsa porteña, en una semana que hubiera transcurrido sin novedades capaces de generar adrenalina entre los operadores. Las acciones líderes avanzaron en promedio 3,25% en la semana y el Merval finalizó en los 1183,14 puntos, mientras que los bonos más negociados en la plaza doméstica retrocedieron entre 2% y 3%, luego de registrar caídas de más del 6% en una sola sesión.

Los analistas anticiparon nuevas ruedas selectivas y lateralizadas pero con tendencia de fondo alcista. "La elevada liquidez se va a mantener y el mercado va a operar entre los 1100 y los 1200 puntos", apuntó Juan Nápoli, de la Sociedad de Bolsa que lleva su nombre.

En la misma línea, Gustavo Nefa, analista de Francés Valores Sociedad de Bolsa, sostuvo: "El mercado se va a mantener lateralizado y con alta volatilidad hasta la segunda semana de marzo -cuando el Fondo Monetario Internacional confirme o no la aprobación de las metas-; luego tendrá un impulso adicional", dijo.

Las acciones avanzaron en la última semana de febrero impulsadas por el rumor de que Petrobrás Brasil ofrecería $ 4,2 por las acciones de su controlada, la ex PC Holdings, y que de esa manera se unificaría la composición societaria de la empresa. Antes de que la compañía desmintiera el jueves la operación, el papel llegó a valer $ 4,1, con un alza del 6,5% respecto del viernes anterior.

La acción cerró el viernes a 3,91 pesos, con una suba semanal del 1,56%. Los analistas señalaron que a pesar de la suave corrección de la última rueda, el papel se mostró fuerte ante la desmentida, ya que en otras condiciones habría sufrido una fuerte baja.

En esa línea, Nefa explicó que los precios internacionales del petróleo y la apuesta comercial de Petrobrás justifican el interés inversor y evitaron el desplome.

Este rumor elevó el volumen de negocios diario por encima de los 100 millones de pesos durante las primeras tres ruedas de la semana, que sumó un total de 479,5 millones en las cinco sesiones.

Asimismo, un buen contexto ayudó a sostener las subas accionarias. En la semana se conoció que sólo en enero el Gobierno superó las metas fiscales acordadas para el trimestre con el FMI, en tanto que acreedores internacionales debieron retirar de la justicia estadounidense solicitudes de inhibición sobre algunos bienes diplomáticos, en el marco de los reclamos por la deuda soberana incumplida, y se espera que el equipo técnico del Fondo que finalizó la revisión de febrero eleve un informe favorable para el país.

Otra confusión despertó corridas en la rueda del miércoles, esta vez generada por la Caja de Valores, y los afectados fueron los bonos emitidos luego del default.

La institución difundió un comunicado en el que anunciaba que el PR11 pagaría la amortización y la renta correspondientes al 3 de marzo únicamente a sus tenedores originales. Este título no cotiza en la Bolsa, sólo registra unos pocos negocios a través del Mercado Abierto Electrónico y transacciones extrabursátiles, con lo que por sí mismo no generaba problemas para el mercado.

Pero lo que despertó sospechas fue que el PR11 fue autorizado bajo el mismo decreto que el PRO 12 y el PRE 08 -dos títulos sumamente líquidos-, con lo que el mercado extendió automáticamente las dudas del cumplimiento en los pagos de estos otros bonos, y en esa rueda cayeron 6,18% y 4,63%, respectivamente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.