La caída de las importaciones por la recesión deja superávit comercial

La balanza de intercambios registró un saldo positivo de 770 millones de pesos
(0)
29 de diciembre de 2001  

La caída del 39% en las importaciones, provocada por la recesión local, impulsó un superávit de la balanza comercial el mes pasado de 770 millones de pesos, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Con este resultado, en los primeros once meses del año el intercambio comercial arroja un saldo positivo de 5331 millones, cinco veces mayor que en el período enero-noviembre de 2000, año que cerró con una balanza favorable de 1167 millones.

Las exportaciones en noviembre ascendieron a 2103 millones, lo que representa una baja del 2% frente al mismo mes del año pasado, según el anticipo del informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA). La merma evidencia la desaceleración económica de las mayores potenciales mundiales, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y Japón, que se trasladó al resto del mundo, incluido Brasil.

De enero al mes último, las ventas al exterior totalizaron 24.711 millones de dólares, un 3% superior al similar período de 2000. Sucede que a principios de año la economía mundial se estaba frenando levemente, pero la situación se agravó después de los atentados del 11 de septiembre.

Frente a tan exiguo saldo favorable, el deterioro de las importaciones explica el superávit. En noviembre, las compras fueron por escasos 1333 millones de dólares. Además, este nivel es el menor del año, lo cual es un dato contundente sobre la profundidad de la recesión, aunque en parte también se ve afectado por el factor de convergencia que comenzó a regir en junio.

En el año, las importaciones alcanzan a 19.380 millones de dólares, con una caída de 16%. El deterioro de las importaciones se acentuó desde mayo, precipitándose en los últimos meses con bajas superiores al 30 por ciento.

Efectos de una devaluación

El presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), Diego Pérez Santisteban, reconoció ayer que una devaluación del peso frente al dólar "no sería catastrófica" para la Argentina. Además dijo que cotización de la moneda norteamericana para las operaciones de comercio exterior es inferior a 1,25 peso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.