La Caixa anunció que no venderá su participación en Repsol a la rusa Lukoil