En el campo empresario. La caja de las empresas, el nuevo blanco