La carne uruguaya vuelve a Estados Unidos

Podrá exportar cortes frescos y sin hueso; la cuota máxima es de 20.000 toneladas
(0)
29 de mayo de 2003  

MONTEVIDEO.- Uruguay quedó habilitado para exportar carne fresca y sometida a procesos de frío a los Estados Unidos, al considerarse que se ha superado el rebrote de fiebre aftosa de 2001. Esta decisión fue celebrada ayer por el gobierno de Jorge Batlle, empresarios frigoríficos y productores ganaderos.

Según informó la representación diplomática de los EE.UU. en Montevideo, la medida comienza a regir hoy y obedece a que "Uruguay adoptó medidas efectivas e inmediatas para controlar y erradicar la fiebre aftosa después del brote inicial y continúa empleando medidas de control, inclusive un programa de vacunación, control de movimiento de animales, de procesos de maduración, de deshuesado e inspecciones, así como controles fronterizos".

Por la reactivación

La apertura del mercado norteamericano es vital para Uruguay, que está en una recesión de casi cinco años y apuesta a la reactivación vía exportaciones.

Hasta 2000, de las exportaciones de carne uruguaya el 12% se destinaba al mercado estadounidense, mientras que el año pasado, debido a las restricciones por la aftosa, ese país compró sólo el 3,4% de la carne exportada.

El gobierno uruguayo se propone ahora negociar con México, Japón, Corea y los países del Caribe para que reabran sus mercados. Tras la epidemia de aftosa de 2001, Uruguay ha ido recuperando mercados -unos 70 países- pero tiene cerradas las puertas en esos países que son importantes compradores

La decisión de los Estados Unidos sigue a la notificación recibida el jueves 22 por la Oficina Internacional de Epizootías (OIE) -el órgano máximo mundial en sanidad animal- que otorgó a Uruguay la condición de "país libre de aftosa con vacunación". Eso no garantiza la apertura de mercados, pero es la calificación sanitaria que piden los países exigentes para autorizar importaciones.

La habilitación del país del Norte a Uruguay permite exportar carnes frescas sin hueso y sometidas a procesos de frío que eliminen el virus de la aftosa (enfriada, congelada y madurada). Actualmente sólo se vendían cocidas y enlatada, productos que no son relevantes para los frigoríficos locales.

La cuota máxima que Uruguay tiene con EE.UU., sin pago de arancel, es de 20.000 toneladas anuales de carne. Por el excedente abona una tasa de 26,2%. En 2000, las exportaciones de carne bovina generaron ingresos por US$ 370 millones; en 2001, 217 millones, y el año pasado, US$ 270 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.