Reclamos. La Comisión de Enlace seguirá con su plan de lucha, pero no irá al paro