La compra de Palm mete a H-P de lleno en la telefonía