La construcción cayó un 34,2 por ciento durante el último mes

El 2001 terminó con una baja del 10,8%
El 2001 terminó con una baja del 10,8%
(0)
25 de enero de 2002  

La actividad de la construcción registró el mes último una impresionante caída del 34,2 por ciento frente a igual mes del año pasado en términos desestacionalizados, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Con este resultado durante 2001, la industria acumuló una contracción de 10,8 por ciento.

Al igual que el resto de la industria, la construcción comenzó a estancarse a partir del segundo semestre.

Luego de un aumento interanual del 2,1 por ciento en julio, mes en el que el gobierno de Fernando de la Rúa buscó el "déficit cero", cayó un 11,4 por ciento en agosto y 18,6 en septiembre.

Para el último trimestre, cuando el financiamiento se encareció y las obras públicas se paralizaron, la actividad se deterioró aún más al pasar de una caída del 18,1 por ciento en octubre al 21,2 en noviembre, y 34,2 por ciento en diciembre.

Tanto los empresarios que se dedican a la actividad privada como los que se especializan en obra pública consideran que en ese contexto la actividad disminuirá durante los primeros tres meses de este año.

Según la encuesta cualitativa efectuada por el Indec, entre los empresarios que se dedican a la construcción en el ámbito privado, el 70,6 por ciento considera que disminuirá, un 23,5 que no habrá modificaciones, y el 5,9 que aumentará.

En el sector de obras públicas, el 60 por ciento de los empresarios estima que la actividad será menor, el 34,3 que no habrá cambios, y sólo el 5,7 que se reactivará. Ambos segmentos empresariales consideraron que un aumento generalizado de la actividad económica sería uno de los principales factores para estimular el crecimiento del sector, junto a la puesta en marcha de planes de obras públicas y privadas.

Pararán obras

Por su parte, las compañías de la construcción bonaerenses formularon ayer sus reclamos al sector público y a inversores privados, y advirtieron que si no se normalizan los pagos, "se verán obligadas a paralizar la totalidad de los contratos en ejecución y a no iniciar nuevas obras".

Mas de un centenar de empresarios de la construcción se reunió en la sede provincial de la Cámara Argentina de la Construcción, y acordaron que si el gobierno bonaerense no normaliza el pago de certificados, paralizarán todos los emprendimientos y se negarán a iniciar nuevas obras.

Los empresarios analizaron la morosidad de los comitentes y pusieron de relieve la inexistencia de financiamiento bancario y la consiguiente ruptura de la cadena de pagos, situación que derivó en la interrupción del aprovisionamiento de materia prima para el sector.

Luego de más de tres horas de análisis, los empresarios acordaron exigir el inmediato pago de las deudas en mora, la reestructuración de los contratos y la declaración de situación de emergencia como causa justificada de demora en la ejecución de las obras.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.