La construcción lidera el lento repunte del empleo

En el primer trimestre los puestos formales crecieron un 1,8 por ciento en toda la economía
Silvia Stang
(0)
8 de mayo de 2003  

Con un crecimiento de los planteles del 9,86% en el primer trimestre del año respecto del último de 2002, la construcción es la actividad que está empujando la incipiente recuperación del nivel de empleo en las empresas privadas de la economía formal. La industria, en tanto, aporta tasas de evolución mucho más moderadas y, en el mencionado período, el crecimiento fue del 3,82 por ciento. Las cifras surgen de las estadísticas del Instituto Nacional de Recaudación de la Seguridad Social (Inarss) y revelan que en el trimestre se generaron 13.198 y 28.267 puestos de trabajo en cada actividad, respectivamente.

Los datos también muestran que en los sectores de servicios el nivel de ocupación laboral no registró grandes cambios, en tanto que la segunda actividad con mayor impulso en el crecimiento del mercado de trabajo es la agricultura, que tiene un 6,8% más de ocupados que a fines de 2002.

La evolución desigual que tiene el empleo formal según los sectores de la actividad permite entender por qué la recuperación se da a un ritmo lento: el crecimiento fue del 1,8% en el plazo considerado. Ocurre que en la construcción trabaja sólo el 4,2% de los empleados registrados, mientras que la industria, que logra una evolución mucho menor en nueva ocupación de mano de obra, concentra el 21,9% de los inscriptos, y las empresas relacionadas con servicios, incluyendo las de comercio, reúnen a nada menos que el 64,9% de los ocupados. En estas últimas empresas el proceso de destrucción de puestos parece no haber encontrado definitivamente su piso.

En el total de la economía, los puestos declarados son 3.511.896, contra los 3.450.305 de los registros de diciembre pasado, lo que implica una generación neta de 61.591 fuentes laborales.

Los datos que surgen de los informes del Inarss coinciden con los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo. Según los resultados de ese relevamiento, en el primer trimestre del año, y sólo para las empresas radicadas en el área metropolitana, la construcción lideró el crecimiento del índice, con una evolución de los planteles del 6%, en tanto que las fuentes laborales de la industria aumentaron en un 1,51 por ciento. Según esas estadísticas, el nivel de empleo en general se incrementó en esa área geográfica y en el trimestre considerado un 0,6%, en tanto que hay un 3,4% menos de fuentes laborales que hace un año.

En otras regiones

El comportamiento por sectores que tuvo el mercado laboral en las otras ciudades que considera la encuesta oficial, Córdoba, Rosario y Mendoza, también muestra a la construcción como la actividad más dinámica en los primeros tres meses del año.

El informe de la cartera laboral permite ver también que fue esa actividad la que sufrió el mayor impacto de la recesión en sus tasas de ocupación. Si la comparación se establece con el primer trimestre de 2002, la disminución del número de trabajadores en actividad llegó al 19,7%, un índice que fue significativamente recortado en los últimos meses, ya que en el cuarto trimestre de 2002 la comparación anual arrojaba una caída en el índice del 37,7 por ciento. La evolución del mercado laboral se condice con el comportamiento que tuvo la actividad en sí misma. Según datos del Indec, en los primeros tres meses de este año la construcción tuvo un crecimiento del 11,7% respecto del último trimestre de 2002, y un alza del 35,5% en comparación con un año atrás.

En las firmas fabriles, marzo cerró el cuarto trimestre consecutivo con indicadores positivos. Pero según los datos del Ministerio de Trabajo, sólo en el cuarto trimestre de 2002 pudo revertirse la tendencia de destrucción de puestos que, período tras período, afectó a la actividad, sin dar tregua, desde 1998.

Entre las actividades de servicios, según los datos del Inarss, el comercio tuvo en el trimestre una evolución casi nula, en tanto que el sector que agrupa a las compañías financieras y del rubro inmobiliario logró un avance del 1 por ciento. Las firmas que expulsaron mano de obra fueron las proveedoras de servicios públicos (tuvieron una caída trimestral del 1,5%) y las de servicios sociales en general, que perdieron el 0,53% de sus fuentes de trabajo. En conjunto, las firmas agrupadas en rubros de servicios -el sector que ofreció más empleo durante la década del 90- tuvieron un saldo positivo de 1521 puestos nuevos en el trimestre.

Si se considera el total de los inscriptos en la seguridad social -lo cual incluye al sector público-, el número de trabajadores alcanza a 4.272.225.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.