La construcción reajusta precios

Después de tres meses de discusión, el Presidente firmaría el decreto que lo autoriza
Después de tres meses de discusión, el Presidente firmaría el decreto que lo autoriza
(0)
27 de junio de 2002  

Los contratos de las obras públicas y privadas bajo jurisdicción nacional volverán a tener un mecanismo de actualización de precios para que la variación que sufrieron desde la devaluación de la moneda no termine por sepultar al ya malherido sector.

Después de tres meses de discusiones con intervalos (la salida de Jorge Remes Lenicov demoró notablemente el debate) los empresarios y el ministro Roberto Lavagna llegaron a un acuerdo: cuando el aumento de precios en una obra supere el 10% acumulado, se reajustarán los valores.

Para el vicepresidente de Techint, Eduardo Baglietto, la readecuación de precios era tema principal de discusión, al igual que las deudas que el Estado mantiene con los contratistas privados. Según opinan los empresarios, el decreto que está a la firma de Duhalde permitirá reanudar un alto porcentaje de obras hoy paralizadas.

De este modo, y como consecuencia de la devaluación del peso que dispuso el gobierno de Eduardo Duhalde, las obras volverán a estar sujetas a un reajuste, como ocurrió hasta que Domingo Cavallo dio vida a la convertibilidad.

"El reconocimiento de mayores costos permitirá reanudar obras que están demoradas, por eso es un tema decisivo. Son obras cuyos contratos se establecieron durante la convertibilidad a largo plazo y cuyos insumos no tenían planificado un aumento como el que se dio", dijo Monir Madcur, empresario sanjuanino y ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción.

Igual, decir que con la firma de este decreto las máquinas se pondrán en marcha sería apresurado. Y aunque los empresarios lo reconocen, destacan la trascendencia de este paso, aunque las dificultades en el sistema financiero que impiden el acceso al crédito y la mora en los pagos también juegan de contenedoras barreras.

Para la constructora Algo Roggio e Hijos, la noticia de una pronta salida del decreto es alentadora. La disparada de los precios estipulados en los contratos es una de las causas por la cual la monumental obra en el Paso de Jama está paralizada.

"Con la variación de costos que han sufridos los contratos desde que se devaluó, éste era un paso fundamental porque sino la continuidad de las obras sin reajuste de precios era de imposible concreción", dijo una fuente de la empresa.

La actualización de precios de los contratos tendrá en cuenta las variaciones en distintos rubros (mano de obra, equipos tecnológicos, cemento, hierro, etc.) y para eso las obras fueron tipificadas en vivienda, hidráulicas, arquitectura, viales y de saneamiento ambiental. Los valores se ajustarán según el relevamiento que mensualmente realiza el Indec.

Poco tiempo después de llegar a la Casa Rosada, Eduardo Duhalde se comprometió a impulsar la obra pública, aunque, según el indicador que difundió anteayer el Indec, durante los primeros cinco meses del año la actividad tuvo una contracción del 39 por ciento.

Puertas adentro, no pocos empresarios se preguntan qué impulso puede darse a la construcción, si de tener un Ministerio de Infraestructura (que se reflotó durante la gestión de Fernando de la Rúa), ahora la obra pública es dirigida por un "secretario interino".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.