La Copal defendió los incentivos a empresas

Pedido por planes de competitividad
(0)
13 de diciembre de 2001  

La suspensión o eliminación de los programas de competitividad volvió a plantearse ayer como un elemento de tensión en la relación entre el sector privado y el Gobierno, que escuchó los reclamos empresariales durante un almuerzo organizado por la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

Los planes de competitividad incluyen la eliminación de algunos impuestos y la creación de incentivos fiscales para de algunos impuestos para favorecer a empresas de distintas industrias.

El titular de Copal, Alberto Alvarez Gaiani, reclamó al presidente Fernando de la Rúa el mantenimiento de los planes de competitividad, haciéndose eco del pedido de todos los sectores que entraron en estado de alerta después de que el último domingo el ministro de Economía, Domingo Cavallo, anunció la decisión de suspender esos beneficios.

El empresario destacó que la vigencia de los planes de competitividad es clave para evitar que se incremente la tasa de desempleo: "Su eliminación o suspensión acentuaría el desempleo y generaría aún más recesión, con lo que el pretendido objetivo de aumentar la recaudación seguramente quedaría anulado".

A su turno y frente a un auditorio colmado de empresarios, el presidente De la Rúa explicó los motivos que llevaron al Gobierno a implementar las medidas. "Afuera piensan que, en un contexto de recesión, bajar impuestos es muy peligroso y sus pronósticos sobre la sustentabilidad del presupuesto del año 2002 es absolutamente negativo", destacó.

Reclamo compartido

El pedido de Alvarez Gaiani de no eliminar los planes de competitividad fue refrendado por otros empresarios.

"Esos planes son la mejor manera de mejorar la situación de las empresas, evitando la devaluación. La industria ajusta bajando costos y, en última instancia, reduciendo sueldos", manifestó Juan Almirón, director de Coca-Cola de Argentina.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Jorge di Fiori, reclamó reglas de juego claras y duraderas. "Cambiar de rumbo, con medidas y contramedidas en días sucesivos lo único que hace es profundizar la desconfianza", advirtió.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.