Default. La Corte de EE.UU. empieza a tratar el caso argentino y el Gobierno busca ganar tiempo