La crisis de Enron la obligaría a vender activos en la región

En el país está en TGS y en generación
(0)
11 de diciembre de 2001  

SAN PABLO (Reuters).- Enron Corp. probablemente venderá activos en América latina en los próximos meses, con el fin de reunir el efectivo que necesita para pagar sus deudas, tras solicitar la protección bajo las leyes de bancarrota de Estados Unidos.

El endeudado gigante energético, que sucumbió recientemente luego de que su competidora Dynergy Inc. retiró su oferta de 9300 millones de dólares para comprarlo, tiene la mayor parte de sus activos latinoamericanos en Brasil, pero también posee intereses más pequeños en gas, agua y generación de energía en la Argentina, México, Venezuela y Colombia.

Enron ha recortado empleos en Europa y ha provocado dolores de cabeza a bancos, agentes de seguros y de transporte en distintos lugares del mundo. Los analistas no tienen dudas de que la firma, que fue el mayor comercializador de electricidad y gas natural de Estados Unidos, se desprenderá de activos latinoamericanos para concentrarse en operaciones norteamericanas. Pero algunos expertos del sector dicen que la debilidad financiera y el mayor riesgo asociado con invertir en América latina podrían hacer que Enron tuviera que aceptar poco dinero por sus activos en la región.

En Brasil, donde la empresa es dueña de la distribuidora de electricidad Electricidade e Servicos SA (Elektro), un par de plantas eléctricas y una participación en el gasoducto Bolivia-Brasil, la economía se está desacelerando y el país está racionando energía.

La Argentina, donde Enron tiene una participación del 35 por ciento en Transportadora de Gas del Sur (TGS), se encuentra sumida en una severa crisis de confianza de los inversores y está en su cuarto año de estancamiento económico.

"El problema principal es que los potenciales compradores (...) probablemente tendrán que ser más conservadores por lo que están dispuestos a pagar en los mercados emergentes", dijo Luciana Portolano, analista de empresas de servicios públicos de América latina para ABN Amro en San Pablo. Los analistas consultados dijeron que no escasean los posibles candidatos para comprar Elektro, una red de 1,6 millón de clientes en San Pablo. Enron compró Elektro por 1300 millones de dólares en la licitación de 1998.

Las firmas que probablemente mostrarán mayor interés serían la belga Tractebel, la estatal francesa Electricité de France o Electricidade de Portugal (EDP), dijo el experto. De esos tres, EDP informó el miércoles último que no tiene ningún interés, luego de que sus acciones se hundieran en medio de rumores de que podría presentar una oferta.

Algunos analistas indicaron que TGS, que opera el gasoducto más largo de América latina, de 6600 kilómetros, desde el extremo sur de la Argentina hasta Buenos Aires, podría ser una buena venta. "Esta sería una de las cosas menos problemáticas; pese a todo lo que está ocurriendo en la Argentina, es un negocio muy defensivo para tenerlo", dijo Víctor Galliano, analista de empresas latinoamericanas de servicios públicos de BBVA Securities, en Nueva York.

La empresa energética Perez Companc, una de las compañías más grandes de la Argentina, es el principal operador del gasoducto, que tiene una capacidad de 2000 pies cúbicos (56 millones de metros cúbicos) de gas natural por día.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.