La crisis europea comenzó a sentirse en países de Asia

La capacidad de Oriente de mantenerse por encima de los problemas económicos de Occidente va menguando lentamente y preocupa al mundo
La capacidad de Oriente de mantenerse por encima de los problemas económicos de Occidente va menguando lentamente y preocupa al mundo
Bettina Wassener
(0)
27 de noviembre de 2011  

HONG KONG.- Durante gran parte de este año, las economías de la región del Pacífico asiático parecían estar felizmente aisladas de las conmociones en otras partes del mundo. Las bolsas de Asia cayeron al igual que las del resto del mundo, pero las economías de la región seguían avanzando a todo vapor.

En las últimas semanas, sin embargo, han aparecido rajaduras en las poderosas economías de la región, y analistas y funcionarios han comenzado a estar más preocupados por las dolorosas conmociones que podrían sacudir a Asia al continuar deteriorándose la situación en Europa y mientras el crecimiento en Estados Unidos sigue contenido.

Las exportaciones desde Asia han estado perdiendo fuerza desde hace meses al desacelerarse la demanda de Europa en particular. Si bien muchos países dependen menos de las exportaciones que en otros tiempos, el sector sigue siendo crucial para economías como las de Taiwan y Corea del Sur y para las pequeñas economías abiertas de Hong Kong y Singapur, según economistas.

"Los riesgos potenciales para Asia han crecido" al avanzar la crisis europea más allá de pequeñas economías periféricas como la de Grecia, abarcando países más grandes como Italia, España e incluso Francia, dijo Frederic Neumann, cojefe de estudios económicos asiáticos de HSBC en Hong Kong.

Los problemas económicos que se están extendiendo llamaron aun más la atención el miércoles cuando un índice muy seguido mostró que la manufactura china está en contracción. El indicador, publicado por el HSBC, cayó de 51 en octubre a 48 en noviembre, el nivel más bajo en casi tres años y mucho más bajo de lo que esperaban los economistas. El 50 es la línea divisoria entre la expansión y la contracción.

La declinación aumentó la preocupación por el contagio de los problemas occidentales al Asia. Pero también reforzó la intranquilidad sobre el efecto en la dirección opuesta: Occidente necesita cada vez más que Asia se mantenga fuerte para comprar sus productos, ya que los consumidores en otras latitudes se mantienen alejados de los mostradores.

"Europa está ahora donde Estados Unidos estaba hace tres años: la contracción económica recién comienza", dijo Pranay Gupta, jefe de inversiones para la región asiática del Pacífico de ING Investment Management en Hong Kong.

Hasta ahora los problemas económicos en Asia han quedado relativamente contenidos y gran parte de la región sigue teniendo un fuerte crecimiento como perspectiva.

La economía china se expandirá 9,5% este año, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) de septiembre. Se espera que la India crezca 7,8%; Indonesia, 6,4%, y muchas otras naciones del sudeste asiático, más del 5%, según estima el FMI.

En Japón los problemas se han visto agravados por los resultados del devastador terremoto y tsunami de marzo y por la persistente fortaleza del yen.

Mientras tanto, en el sector financiero, bancos como el HSBC, UBS y Nomura están eliminando puestos de trabajo en todo el mundo.

"Aún hay lugares en Asia donde se toma gente, pero en los últimos meses la cosa se ha puesto mucho más difícil", dijo Matthew Bennett, director ejecutivo de la firma de reclutamiento Robert Walters de Hong Kong.

Con la crisis de la zona del euro derramándose a economías cada vez más grandes, la preocupación es que crezcan las ondas que llegan a Asia. Los analistas han comenzado a temer que los bancos europeos en problemas puedan reducir fuertemente su crédito a Asia y otros mercados emergentes.

El crédito bancario en general se mantuvo estable a lo largo de la primera mitad de 2011, según un informe del Banco Mundial sobre las economías de Asia oriental difundido el martes. Cualquier cierre repentino del mercado de crédito, del tipo que se dio con el colapso de Lehman Brothers en 2008, tendría repercusiones dolorosas para Asia.

"Los sistemas financieros asiáticos en general tienen suficiente liquidez como para financiar más crecimiento y podrían cubrir la brecha. Pero si los bancos europeos retiraran su oferta de crédito a la región, eso produciría una fuerte conmoción, ya que llevaría algún tiempo antes de que se pudiera cubrir el faltante de crédito", dijo Neuman, de HSBC, y agrega que el crecimiento en Asia también se ha vuelto más dependiente del crédito en los últimos años. La capacidad de las compañías de obtener fondos vía los mercados de capitales ya se ha visto reducida.

Caída bursátil

Las bolsas asiáticas en gran medida han caído fuertemente, a pesar de las bases económicas positivas de la región. Los indicadores claves del Hong Kong, la India y Taiwan han caído alrededor del 20% desde el comienzo del año, lo que coincide más o menos con lo sucedido con el desempeño del Euro Stoxx 50.

Sin embargo, pese a eso, muchos economistas y estrategas de inversiones dicen que creen que la región en conjunto sigue relativamente bien posicionada. Las tasas de desempleo en toda la región son mucho menores a las occidentales (3,3%, en Hong Kong, por ejemplo; 3,1%, en Corea del Sur; 5,2%, en Australia, comparado con el 9%, en Estados Unidos, y 10,2%, en la zona del euro), por lo que los consumidores siguen dispuestos a gastar su dinero.

La creciente bonanza también ha convertido a naciones populosas como China, la India e Indonesia en importantes mercados para la venta de productos, lo que ayuda a compensar en parte la caída de la demanda en Europa y en los Estados Unidos.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.