La demanda de energía eléctrica marcó un nuevo récord