Mercados. La desaceleración castigó al cupón PBI