La DGI controlará a 600 grandes contribuyentes

Representan el 40% de la recaudación; las fiscalizaciones se harán antes de fin de año
Representan el 40% de la recaudación; las fiscalizaciones se harán antes de fin de año
(0)
26 de agosto de 2001  

El Gobierno prometió redoblar la lucha contra la evasión en la semana que culmina. Por esta razón, el administrador federal de ingresos públicos, Héctor Rodríguez, afirmó que antes de fines de año habrá una serie de importantes fiscalizaciones a los 600 contribuyentes más grandes de la economía, que aportan el 40% de la recaudación total. Según el funcionario, la misión del FMI que preparó el informe para avalar un nuevo acuerdo con la Argentina constató los avances registrados en la lucha contra la evasión.

Sin embargo, al mismo tiempo, Rodríguez admitió en diálogo con LA NACION que el organismo que conduce podría sufrir un recorte presupuestario el año próximo de 70 millones de pesos. "Es algo que se va a discutir", prometió el titular de la AFIP.

-¿Cómo será el nuevo pago de incentivos a los inspectores de la DGI?

-Todavía no decidimos nada. Ya hay un sistema de participación desde hace 40 años, que fue variando. Los sistemas de reparto intentan premiar a quienes ponen más eficiencia en sus tareas. Ahora hay que discutir cómo se aplica, porque sobre casi 18 mil empleados, hay 2800 inspectores y hay que saber qué se premia. Es discutible premiar sólo a los inspectores si por otro lado les damos prioridad a las fiscalizaciones informáticas.

-¿Es un método eficaz en una época recesiva?

- Como bajó la recaudación, cayó el estímulo. Pero además se le aplicó el recorte del 13 por ciento que rige para toda la administración pública.

-¿En qué otras medidas se reflejará el combate contra la evasión prometido por el Presidente?

- A las 100.000 auditorías internas que se hacen por medio de cruces informáticos, agregamos ahora un plan de fiscalización de los grandes contribuyentes. La idea es fiscalizar a 2500 grandes contribuyentes en todo el país hasta fin de año. Sobre todo, nos focalizaremos en los 600 contribuyentes más importantes, que aportan el 40% de la recaudación total.

-¿Cómo emprenderán esta tarea ?

- Habrá 300 fiscalizaciones a personas jurídicas importantes y otras tantas a personas físicas individuales. Cada una de las 25 regiones de la AFIP trabajará 100 casos. No serán inspecciones integrales, sino apuntadas a sectores muy significativos, sobre la base de cruzamientos de información.

Aunque Rodríguez no quiso precisar los sectores que se privilegiarán en esta nueva tarea, fuentes de la AFIP afirmaron que el sistema financiero, los combustibles y los supermercados estarán en la mira del organismo fiscal.

-¿Por qué la sociedad debería creer que ahora sí controlarán a los grandes contribuyentes?

- Porque el año pasado hicimos ajustes en los controles y recibimos 3000 millones de pesos, y una gran parte de esa suma correspondió a los grandes contribuyentes. Además, a principios de este de año prometimos que íbamos a realizar 100.000 auditorías y ya hicimos 44.000, lo cual produjo el ingreso de 299 millones de pesos hasta la fecha. Esto figura en el anterior informe del FMI y la última misión del organismo pudo constatar el cumplimiento del nuevo plan. Por otro lado, controlar el contrabando de cigarrillos, el tráfico de combustibles y los talleres clandestinos no parece ser una tarea contra los pequeños contribuyentes.

-El sindicato de la DGI dijo que hay numerosos contribuyentes encriptados que son intocables.

- Hay contribuyentes encriptados, por una cuestión de significación política. Pero si un inspector pide la información del caso, el director de impositiva lo autoriza y obtiene la información. No hay listas negativas ni activas y eso el sindicato lo sabe.

-¿Qué pasa si le piden que no investigue a alguien?

- Me niego y después renuncio.

A pesar del anuncio de la semana pasada del Presidente, que prometía reforzar la lucha contra la evasión, la AFIP podría sufrir un recorte de 70 millones de pesos en su presupuesto del año próximo, si se cumple con el techo asignado por el Palacio de Hacienda. En la partida presupuestaria de 2000 se le habían asignado 945 millones de pesos al organismo.

-¿No es un contrasentido este recorte cuando se quiere priorizar la lucha contra la evasión?

- Por eso se va a discutir. El Presidente así lo indicó y, en la última reunión de gabinete, se pidió que la AFIP tuviera una consideración especial en el gabinete - ,admitió Rodríguez. No será la única batalla presupuestaria que tendrá el organismo recaudador, porque aún resta saber qué pasará con el fuero penal tributario, que no comenzó a funcionar.

En noviembre, aclaró Rodríguez, ya estarán elegidos los jueces del fuero, pero aún no se sabe cuándo empezarán a trabajar. "Se está discutiendo la partida presupuestaria del año próximo en Justicia, porque al parecer para este año no hay financiamiento", concluyó el funcionario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.