A mitad de semana. La dolarización con la que sueña el doctor Pou