La economía europea, inmune a las fluctuaciones

Pascal Lamy, comisario de Comercio de la UE, minimizó el impacto de la fortaleza del euro
(0)
25 de mayo de 2003  

ROMA (Reuters).- El comisario de Comercio de la Unión Europea, Pascal Lamy, minimizó el impacto de un dólar débil en la economía europea en varias entrevistas concedidas a medios internacionales.

"La economía europea ha estado desensibilizada a un dólar débil", dijo Lamy en citas publicadas por el diario financiero italiano Il Sole 24 Ore.

"Es cierto que el dólar débil tiene un impacto en la competitividad de nuestras exportaciones, pero también nos permite importar productos energéticos más baratos, y la energía contribuye a nuestras exportaciones", agregó.

Los exportadores europeos han expresado su angustia en momentos en que el euro se acerca peligrosamente a su nivel de lanzamiento frente al dólar, en enero de 1999 (el lunes pasado el euro subió a 1,1739 dólar; la última vez que estuvo tan alto fue el 15 de enero de 1999, cuando se ubicó en 1,1749 dólar).

Esto afecta la demanda extranjera de los bienes europeos aun en momentos en que los consumidores domésticos muestran cautela en sus gastos debido al modesto crecimiento y el incremento en el desempleo.

Fluctuaciones

El euro se ha fortalecido más de un 11 por ciento frente al dólar en lo que va del año. Desde febrero de 2002, se fortaleció un 36 por ciento.

Lamy dijo que los europeos deberían dejar de pensar de la misma manera en que lo hacían antes del lanzamiento de la moneda única europea, cuando las fluctuaciones cambiarias tenían un impacto mucho mayor en el comercio europeo.

Los ingresos por exportaciones representan ahora apenas un 10 por ciento de la economía europea, frente a un 30 por ciento que representaban previamente, destacó el comisario de Comercio de la Unión Europea.

"Dos terceras partes de nuestra economía -continuó- han estado vacunadas (contra la volatilidad del dólar) pero eso no ha pasado con nuestra manera de pensar."

"No es que las fluctuaciones cambiarias no sean importantes, pero son tres veces menos importantes de lo que eran hace 10 años", enfatizó el comisario.

Lamy dijo que la actual debilidad del dólar es "normal" si se tiene en cuenta el déficit comercial de Estados Unidos.

En una entrevista separada con el diario francés Le Monde, Lamy dijo que el comercio exterior de la Unión Europea se vio afectado igualmente por los flujos de inversión directa y por la competitividad a corto plazo de sus exportaciones.

"La política comercial de la Unión Europea no está influenciada a corto plazo por la volatilidad en los mercados cambiarios", señaló Lamy al medio francés.

Los operadores piensan que el gobierno de Washington ha hecho a un lado su compromiso de mantener el dólar fuerte.

Sin embargo, el comisario de Comercio de la Unión Europea restó importancia a las sugerencias de que el gobierno norteamericano de George W. Bush esté utilizando el dólar débil como un alma comercial.

"Pienso esto tiene más que ver con un fenómeno del mercado que con cualquier manipulación. No es fácil manipular tasas cambiarias", dijo Lamy a Le Monde.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.