La falta de compradores llevó a la Bolsa a una caída del 6,7%

Otra jornada cambiaria tranquila afectó al Merval, que perdió 13% en tres días Prevalecieron las ventas en una rueda en la que se negoció el menor volumen desde mediados de diciembre En el exterior, los bonos siguen recuperando valor El riesgo país, en 4206 puntos
Otra jornada cambiaria tranquila afectó al Merval, que perdió 13% en tres días Prevalecieron las ventas en una rueda en la que se negoció el menor volumen desde mediados de diciembre En el exterior, los bonos siguen recuperando valor El riesgo país, en 4206 puntos
Javier Blanco
(0)
25 de enero de 2002  

Las acciones que cotizan en la Bolsa porteña se derrumbaron ayer 6,7% ante la falta de compradores, con lo que se profundizó el sesgo bajista que se hizo notar en el mercado desde que el valor del dólar detuvo su escalada alcista en la plaza cambiaria.

Por tercer día consecutivo los precios de las acciones cayeron (el repliegue llega al 13% en ese lapso), aunque los analistas confían en que ante la falta de otras alternativas de inversión el mercado volverá a recuperarse rápidamente, pero a un ritmo nunca vertiginoso, como el que registró en las ruedas de la semana pasada, a menos que el tipo de cambio libre volviera a escaparse.

"Los precios de las acciones miden la cobertura de los ahorristas, así que, por un menor grado de cobertura, era razonable que sobreviniera este reacomodamiento del Merval", evaluó Marcelo Barreyro, de Puente Hnos.

Al término de una jornada en la que el Merval se movió siempre en terreno negativo (salvo durante la primera media hora de negocios), la presión de las ventas fue ganando en intensidad a medida que transcurría el día.

"La tranquilidad del dólar, a partir de la mejor actividad que despliega por estos días el Central, generó la corriente vendedora de acciones, que se hizo notar enseguida", dijo Barreyro.

El repliegue ganó en intensidad cuando se advirtió que no aparecerían compradores, lo que deprimió el monto de los negocios hasta los $ 16 millones, una cifra que implica la mitad de la que se transaba en las primeras ruedas del año y es la más baja desde mediados de diciembre. La falta de efectivo y la estabilidad del dólar colaboraron para que la depuración bursátil se hiciera más intensa.

Las 44 empresas operadas se distribuyeron en sólo 8 alzas, 32 bajas y otras 4 firmas sin cambios.

"Fue una jornada tranquila prácticamente sin órdenes de compra porque al detenerse la depreciación del peso frente al dólar los inversores no muestran ya tanta urgencia por refugiarse en las acciones", explicó Juan Carlos Paradiso, de la Cía. Inversora Bursátil.

"Se notó poca demanda, lo que se reflejó en el volumen de negocios. Pero a diferencia de la rueda anterior ayer aparecieron también los vendedores institucionales, lo que profundizó la baja sobre el final", corroboró Dionisio Cornegllie, de la firma homónima.

Las desvalorizaciones se registraron entre las acciones bancarias: el Grupo Galicia perdió 12,28% y el Francés 11,5%. En tanto que PC Holdings, el papel más negociado con 3,6 millones de papeles que cambiaron de mano, cerró 3,21% abajo.

Bonos, abajo acá, arriba allá

Entre los bonos, se registraron retrocesos de hasta un 2,38% en los bonos globales 2008 que se negocian localmente. "La poco profundidad de la plaza de deuda hace que los títulos públicos suban o bajen con una mínima orden de compra", consideró el operador Agustín Galvalisi. Sin embargo, en el exterior las cotizaciones volvieron a incrementarse, especialmente entre los bonos Brady cuyos precios de clausura fueron los siguientes: Discount, US$ 49,250 (+4,79%), FRB, US$ 33,375 (+1,14%) y Par US$ 48 (+1,05 por ciento).

Esto permitió un nuevo retroceso en la tasa de riesgo soberano, que tras descender 61 puntos básicos, cerró en 4206 unidades.

Oscuro futuro para los fondos comunes

  • Los fondos comunes de inversión (FCI) enfrentan un incierto panorama, aunque las administradoras realizan esfuerzos para volver a operar con normalidad. "Estamos ocupados en solucionar la problemática derivada del cúmulo de regulaciones que surgieron desde diciembre. Una vez superado este trance, vamos a ofrecerles a los clientes la administración de sus ahorros en las mismas condiciones en que estaban con anterioridad, pero ajustadas a las nuevas reglas", dijo ayer el director de la Cámara Argentina de FCI, Carlos Attwell, a la agencia Reuters.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.