La fiebre de las cuotas apuntaló las ventas de electrodomésticos