La FIFA, contra la brecha financiera en el fútbol