La guerra comercial entre EE.UU. y China, entre las preocupaciones de los inversores

Más allá de las variables internas, que están por estos días influenciadas por los ruidos políticos, hay un alerta por la escalada del conflicto entre las dos potencias mundiales
Más allá de las variables internas, que están por estos días influenciadas por los ruidos políticos, hay un alerta por la escalada del conflicto entre las dos potencias mundiales Fuente: AP - Crédito: Evan Vucci
Sabrina Corujo
(0)
26 de mayo de 2019  

No son ruedas fáciles para los inversores, pero eso no debería sorprender. Hubo dos temas básicamente excluyentes que se analizaron y se seguirán analizando. Y ambos son de alta sensibilidad para el mercado. Incluso el punto quizá más importante es que los dos son de diferentes frentes y, según los últimos datos, no promete ninguno de ellos despejar dudas rápidamente.

Es un contexto que sigue convalidando recomendaciones de cautela, al menos para aquellos que no quieran quedar expuestos a un contexto de incertidumbre que se mantendrá alta. Ahora, quienes soporten la volatilidad esperada y tengan una visión constructiva sobre la resolución de los grandes temas de atención, las cotizaciones deprimidas de algunos activos locales podrían hoy representar una oportunidad atractiva. Diversificación y liquidez de los activos, igualmente, seguirán siendo, para cualquier cartera, un buen consejo.

Un tema que llega desde el escenario externo es el que tiene su foco en la escalada reciente de las tensiones comerciales entre China y los Estados Unidos. Esta vez, ya no centrado en los aranceles sino nuevamente en una empresa con nombre propio -Huawei-, pero con amenaza de extenderse a otras tecnológicas chinas.

La razón de fondo que se esconde en la reacción del mercado es el temor a una desaceleración del crecimiento mundial más allá de la ya esperada. Y también el temor a la llegada de una recesión. No sirvió para calmar, claro está, esta visión la difusión de los últimos indicadores de actividad que sorprendieron negativamente en los Estados Unidos, Japón y Europa.

Esto bastó para seguir impulsando un fligth to quality, con una caída en el mercado de acciones americanas de entre 1,5% y 3,2% promedio en la semana, que tuvo como contrapartida un refugio en los bonos del Tesoro. Así, se muestra hoy una curva con caída en todas las tasas respecto a hace 2 o 3 semanas. Vale como referencia el piso de la tasa a 10 años, que cayó a la zona de 2,32% anual, niveles que no tocaba desde fines de 2017. Acompañó la probabilidad de que una baja en la tasa de la Fed esté cada vez más cerca. El temor creciente a una recesión llevó a que la expectativa de un recorte sea mayor al 50%, en referencia a la reunión que habrá a mediados de septiembre. Para esa misma fecha, a principios de mayo ese porcentaje de probabilidad era menor a 30%.

Lógicamente, los mercados desarrollados marcaron también la tendencia de los emergentes. Algunos países, además, siguen sumando ciertos temas o ruidos propios.

El comportamiento de la moneda en el mes lo refleja claro, con una devaluación contra el dólar prácticamente generalizada, acciones con variaciones en rojo y presión sobre la deuda. No es determinante ni marca una salida abrupta de los fondos, pero sí es un freno al mejor comportamiento que venían mostrando los activos en los últimos meses.

Si analizamos el escenario local, tampoco hay mucho que pensar. Se entiende que fueron básicamente las noticias políticas -que comenzaron con el anuncio de la fórmula de Unidad Ciudadana y todo lo que desde allí se desprendió al dispararse análisis de todo tipo y color-, el principal driver para las cotizaciones. No obstante, visto de punta a punta en la semana e incluso tras las idas y vueltas en cada jornada, el balance no fue negativo y sirvió para contrarrestar el mal humor ajeno.

Las fechas políticas, que forman parte de la agenda de expectativas del mercado junto con los datos económicos y financieros, se acelerarán en las próximas semanas. La conformación de las alianzas y la definición de candidatos obligará a las encuestas a jugar un rol clave en la evolución de los precios. Espacios que se arman y desarman estarán a la orden del día. Si se quiere una muestra solo basta con mirar la semana que pasó. Tácticas políticas se esperan de todos los frentes. No obstante, un buen punto: el 22 de junio las listas ya serán definitivas.

Ahora habrá que esperar nuevas encuestas que llegarán pronto, y hay que entender serán de sensibilidad para el movimiento de las acciones, los bonos y el dólar. El comienzo de un nuevo mes con paritarias en proceso más el cobro de los aguinaldos, podrá ser un factor de presión para el tipo de cambio. La magnitud de esa presión, según entendemos, podrá estar determinada por lo que muestre el escenario político y el externo. Hay que recordar que hoy el Banco Central está libre para poder intervenir, algo que hará si necesita dar alguna señal. Hasta ahora, no necesitó hacerlo.

Por último, si lo que buscamos son algunas señales positivas, debemos apuntar a la colocación de LETE en dólares de esta semana. No solo por el alto nivel de renovación, sino por la tasa para letras más larga. También algunos datos económicos, aunque con una lectura quizás mixta.ßSabrina Corujo

Cifras para tener en cuenta esta semana

Tasa americana

La tasa americana a 10 años se ubicó en 2,32% anual; es decir, en niveles de fines de 2017. Esto se da luego de haber tocado un máximo de 3,20% en noviembre, cuando se hablaba de una política monetaria mucho más dura respecto de la proyectada hoy

El nivel de CDS

El nivel del CDS (Credit Default Swaps) a 5 años de la Argentina se ubicó en 1110 puntos. Si bien cayó levemente con respecto de los máximos recientes, aún está lejos de los 600-700 puntos que hubo, en promedio, en enero

Divisa contenida

El dólar se ubicó el viernes en torno de los $46,40 y no se disparó gracias a varios factores: la subasta diaria que hace el Banco Central, la liquidación de divisas por parte de las cerealeras, y una tasa que todavía supera el 70%

www.portfoliopersonal.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.