La heladería Persicco y los cereales 3 Arroyos pidieron su concurso preventivo

Persicco nació en 2002 fundada por ex Freddo
Persicco nació en 2002 fundada por ex Freddo Crédito: Shutterstock
Alfredo Sainz
(0)
31 de octubre de 2018  • 17:22

La combinación de recesión y tasas de interés astronómicas se cobró dos nuevas víctimas. La cadena de heladerías Persicco y la marca de cereales 3 Arroyos solicitaron la apertura de su concurso preventivo.

En el caso de Persicco, la firma General Sweet (la razón social de la marca) pidió su concurso tras declararse en cesación de pagos en abril pasado. La cadena de heladerías fundada por los ex dueños de Freddo, Juan Martín Guarracino y Federico Aversa, en 2003 en los últimos años había sufrido varios cambios de manos. Sus últimos dueños están ligados al grupo financiero Tutelar, liderado por el empresario Gustavo Marcos Balabanian.

En la actualidad, la cadena cuenta con dos decenas de locales, entre propios y franquicias, distribuidos en Capital Federal, el Gran Buenos Aires y la costa Atlántica.

Los problemas que enfrenta Persicco se suman a los de su competidor Freddo. La tradicional cadena de heladerías, que fue la empresa original de la que derivó Persicco, anunció hace unas semanas el cierre de su planta en Balvanera y la tercerización de su producción.

Los cambios incluyeron una modificación en el sistema de comercialización por el que Freddo se desprenderá de todos sus locales propios y pasará a trabajar exclusivamente con franquicias. La idea de los actuales dueños de la empresa (el fondo de inversión Pegasus) es quedarse con el manejo de la marca y las gestiones del marketing, la fabricación, la compra de insumos y el transporte del helado.

Por su parte, 3 Arroyos fue fundada hace 30 años. Inicialmente, la firma estaba concentrada en la elaboración de avena para abastecer a la industria alimenticia y en los 90 comenzó a desarrollar su propia línea de cereales para el desayuno y barras de cereal.

La empresa arrastraba problemas en los pagos desde hacía varios meses, según habían denunciado los trabajadores de la planta ubicada en la ciudad de Tres Arroyos, en el sur de la provincia de Buenos Aires.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?