La hora de las publicistas súper poderosas: cada vez más agencias confían en un liderazgo femenino