Proyecciones para 1999. La incertidumbre en Brasil es el mayor riesgo