La India recurre a la reserva china de talento tecnológico

Según algunos estudios, en 2009 enfrentarán una fuerte escasez de recursos humanos
Según algunos estudios, en 2009 enfrentarán una fuerte escasez de recursos humanos
(0)
2 de diciembre de 2004  

BANGALORE, India.- Cuando Infosys Technologies comenzó a buscar una alternativa a la India como fuente de recursos humanos ilimitados y de bajo costo, la empresa en rápido crecimiento encontró una respuesta: el archirrival de su país, China. Ahora, pasado un año desde que fuera creada Infosys Technologies (Shanghai) Company, el centro tiene 200 empleados y 4 clientes multinacionales.

Infosys, la empresa de servicios de software con sede en Bangalore y otras rivales de primera línea en el mercado de la tercerización, incluyendo Tata Consultancy Services y Wipro Technologies hacen desarrollo de aplicaciones y trabajo de mantenimiento en China, creciendo rápidamente para responder a la demanda en alza de sus servicios desde Occidente.

Y rápidamente concluyen que sólo China tiene una base de mano de obra comparable a la de la India en términos de costo, calidad y escala.

La expansión allí ofrece también la capacidad de atender -y posiblemente ganar más- el mercado local y regional, incluyendo Japón. La vigorosa demanda global-los ingresos por exportaciones de tecnología informática india fueron de US$ 12.500 millones en los doce meses hasta marzo, un 30% más que el año anterior- ha resultado en un aumento del 10 al 15% anual en los salarios en los sectores de software y tareas de oficina tercerizados en el país.

Reserva de talento

Según un estudio de KPMG para la Asociación Nacional de Empresas de Software y Servicios (las siglas en inglés son Nasscom), una asociación empresarial del sector en India, el país se enfrentará a una aguda escasez de empleados técnicos para 2009, con un faltante de alrededor de 250.000 trabajadores.

"Necesitamos una reserva profunda de talento así como un centro alternativo de bajo costo como India al continuar creciendo", dijo Nandan Nilekani, CEO de Infosys, que habla de que su empresa buscaría alcanzar nuevas escalas para convertirse en el Wal-Mart de la tercerización. "Y sólo China puede responder a ese nivel de exigencia."

Al ir en busca de trabajadores capacitados fuera del país, para desarrollo de software y centros de atención al cliente, algunas empresas indias se han aventurado en México y Europa oriental. Pero muchos dicen que China tiene las mejores perspectivas, en parte debido a su potencial como rival. Si bien sus ingresos por exportaciones de software fueron de sólo US$ 700 millones en 2003, "China pronto estará compitiendo con la India como destino de tercerización", dijo Girija Pande, director para la costa asiática del Pacífico -establecido en Singapur- de Tata Consultancy, el mayor exportador de servicios de software de la India.

Se estableció en China por primera vez en 2002. Y estas compañías dicen que su presencia allí los posiciona para quedarse con futuras oportunidades de negocios.

El ingreso en el país se ve facilitado por el hecho de que se puede aprovechar la base de clientes existentes que tienen intereses también en China. "Al crecer tan rápido la economía china, las multinacionales buscan firmas de software que ya entiendan sus estándares y sistemas", dijo Pande. Por ejemplo, Tata Consultancy trabaja en China con su cliente de larga data, General Electric.

China tiene unos 200.000 trabajadores especializados en tecnología informática -comparado con los 850.000 de la India-, en 6000 empresas locales, según algunas estimaciones. Más de 50.000 programadores de software se agregan a esa reserva anualmente.

También existen en China algunos ingredientes importantes de los que han convertido a la India en un exportador de software global formidable, como el alto valor que se le da a la educación y lo mucho que se promueve los estudios de ingeniería en la educación superior.

El gobierno chino está haciendo más dulce el negocio para las empresas indias, así como para competidores globales tales como Accenture e IBM Global Services, ofreciendo infraestructura de alta calidad a bajos costos y alianzas con universidades locales para reclutar talento chino.

Sin embargo, por ahora, y aun con el alza de los salarios en la India, los trabajadores de tecnología informática chinos son más caros "porque la combinación de dominio del inglés y de la técnica sigue siendo algo que hay que pagar más", dijo Nilekani de Infosys. Según Pande, de Tata, el diferencial de salarios es de entre el 12 y el 15 por ciento. Por lo que mientras un programador de nivel inicial en la India podría ganar US$ 125 al mes, su equivalente en China podría ganar entre 142 y 147 dólares.

El diferencial respecto de los salarios para personal gerencial es aún mayor. Y alcanzar escalas de producción -es decir, la capacidad de crecer rápidamente cuando las circunstancias lo exigen- es un desafío por la escasez de gente que domine bien el inglés y de gerentes experimentados en China.

Mientras hasta las empresas de software indias de segundo nivel tienen entre 12.000 y 15.000 empleados, sólo un puñado de empresas de software china tienen más de 3000.

Algunos son escépticos

Pero al menos por ahora algunas empresas indias deciden no probar China. "Aunque está de moda instalarse en China, somos escépticos", dijo Saurav Adhikari, vicepresidente de estrategia corporativa de HCL Technologies.

Para los que no se instalan en China, dijo Menon de NIIT, el modelo eventual sería contratar programadores chinos y gerentes indios, y establecer sus operaciones en centros de bajos costos en las afueras de conglomerados de negocios de altos costos como Shanghai.

Toda esta actividad podría traducirse en una tajada del 40% de la torta de exportaciones chinas de software en 2006 para las compañías indias, según Gartner, la firma de investigaciones de tecnología con sede en Stamford, Connecticut.

Y si bien pocos expertos del sector dicen creer que China puede rivalizar con India como centro offshore viable de desarrollo de software en el futuro cercano, la mayoría dice que piensa que eventualmente eso sucederá.

"La materia prima -talento e infraestructura- existe", manifiesta V. Sriram, el vicepresidente con sede en Tokio para el área de la costa asiática del Pacífico de Infosys Technologies, "por lo que sólo es cuestión de tiempo para que evolucione el ecosistema".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.