Finanzas. La indiferencia definió la semana bursátil