La industria aceitera prevé despidos