La puja por los ingresos. La industria de la alimentación, cerca de un acuerdo salarial