Lore elent aliquis. La inflación desacelera el consumo